Las habilidades tienen que ver con realizar tareas y actividades de forma eficiente y eficaz, involucrando entonces cierta facilidad, aptitud y rapidez para llevarlas a cabo. Por ejemplo, el manejar idiomas y softwares, la habilidad para hablar en público y hacer presentaciones, entre otras.


Mientras que las competencias hacen relación al conjunto de conocimientos, habilidades, aptitudes y actitudes. Las personas ponen en práctica las competencias cuando ante una determinada situación deben seleccionar entre todos los conocimientos, capacidades y habilidades, aquellas que se requieren específicamente para ese escenario. Por ejemplo, el trabajar en equipo, bajo presión, tolerar la frustración, entre otras.


Otra forma de explicar estos conceptos es de la siguiente manera, las competencias involucran 4 elementos:

SABER (Conocimientos)

SABER HACER (Habilidades)

PODER HACER (Aptitudes)

QUERER HACER (Actitudes)


Ahora bien, en la búsqueda de empleo, puedes plasmar estos 4 elementos, ya que por ejemplo en una entrevista es muy importante que des cuenta, tanto de tus conocimientos, habilidades, aptitudes y actitudes, ¿cómo?, a través de ejemplos, situaciones y explicación de logros, mientras que en el caso de tu currículum específicamente deberás resaltar más tus conocimientos, para que en la entrevista puedas profundizar en tus Competencias.